(+34) 923 602 786
info@alfaiot.com
Cuando hablamos de seguridad y tecnología, o seguridad e IoT solemos recibir múltiples informaciones sobre como algunos dispositivos y prácticas generan problemas y brechas de seguridad. Sin embargo, como podremos ver, las nuevas tecnologías y los nuevos dispositivos IoT generan nuevos entornos físicos más seguros y adaptados a los usuarios. Los avances tecnológicos están reconfigurando las capacidades de seguridad global, desde la mejora de la forma de vigilar nuestras fronteras hasta la ayuda para mitigar el impacto de los desastres naturales. Hace tan sólo unas generaciones, los drones no tripulados estaban confinados a las páginas de la ciencia ficción y la inteligencia artificial parecía estar en el futuro. Hoy en día, las sofisticadas tecnologías están transformando todos los aspectos de nuestra vida cotidiana. He aquí cinco formas en que estos avances están ayudando a mitigar los riesgos de seguridad:
  1. Ciberseguridad A medida que abrazamos el mundo digital, se hacen inevitables nuevos tipos de delitos.
"Casi todos los días vemos que los ciberataques son cada vez más complicados", afirma Harumi Mizokami, Director Adjunto del Departamento de Programas de Sistemas Avanzados de Defensa y Sistemas Espaciales Integrados de Mitsubishi Heavy Industries (MHI). "Los proveedores de infraestructuras, los gobiernos, las organizaciones y los propietarios de empresas son cada vez más conscientes de que las soluciones eficaces de ciberseguridad son esenciales para mantener las redes sociales y empresariales, y proteger los sistemas de transporte, defensa e infraestructuras críticas." Mientras que las defensas tradicionales de ciberseguridad incluyen la supervisión, el análisis, la gestión del software y la seguridad de la red, diseñadas principalmente para los sistemas informáticos, los últimos desarrollos son más proactivos y están diseñados para los sistemas tecnológicos operativos. Mizokami y su equipo incorporan inspecciones de protocolos y supervisión de comportamientos basados en reglas, lo que hace que los sistemas estén más atentos a posibles amenazas y mejor equipados para protegerse de ellas. Los ciberdelitos van desde simples trucos hasta sofisticados hackeos de la red Los ciberdelitos van desde simples trucos hasta sofisticados hackeos de la red
  1. Tecnología de drones autónomos Los drones están por todas partes. Según la Administración Federal de Aviación, en 2020 habrá 7 millones en los cielos de Estados Unidos. Y aunque su uso suele suscitar inquietudes sobre la privacidad, pueden ser una fuerza útil en materia de seguridad y defensa.
El sistema CoasTitan de MHI aprovecha la potencia de los vehículos aéreos y marítimos autónomos para proteger las costas de amenazas como el terrorismo, la inmigración ilegal, el contrabando, los piratas y la pesca ilegal. HISTORIAS RELACIONADAS Cómo podemos hacer que nuestras redes eléctricas sean más estables y resistentes Robots al rescate Liderazgo responsable y colaboración en la fabricación Nuevo cuello: ¿dónde encontrar la mano de obra manufacturera de la próxima generación? Al reducir la participación humana en estas situaciones, a menudo peligrosas, los drones ayudan a reducir los costes al tiempo que refuerzan la seguridad. Un centro de control coordina las patrullas, lo que significa que los guardacostas pueden utilizarse y desplegarse de la manera más eficaz.
  1. Utilizar la IA para interpretar imágenes de satélite Los expertos en seguridad han podido aprovechar durante mucho tiempo las imágenes de satélite para ayudar a sus esfuerzos de prevención y respuesta. Ahora, con el aumento de la disponibilidad y la calidad de estas imágenes, ofrecen un recurso aún más valioso para las operaciones de seguridad y socorro.
Aun así, aunque un mayor volumen de datos es un recurso valioso, también supone un reto en términos de procesamiento. En el pasado, los analistas debían recorrer las imágenes de los satélites durante horas. Ahora, la inteligencia artificial puede buscar zonas automáticamente y proporcionar informes en tiempo real a los equipos de rescate. Cuando se producen inundaciones, se pueden elaborar rápidamente mapas de las zonas dañadas, lo que permite dirigir los recursos de forma adecuada. Otros usos son la seguridad de las fronteras o el seguimiento de las tendencias industriales. Los sistemas de satélites mejorados con IA pueden ayudar a acelerar las tareas de socorro en caso de catástrofe Los sistemas de satélites mejorados con IA pueden ayudar a acelerar las tareas de ayuda en caso de catástrofe
  1. Videovigilancia con IA De forma similar, las cámaras de vigilancia autónomas actuales eliminan la necesidad de que los humanos pasen horas mirando las pantallas. En su lugar, los sensores conectados, el almacenamiento en red y los sistemas con IA pueden mantener un ojo autónomo y de alta definición las 24 horas del día.
Los algoritmos se combinan con equipos de vigilancia digital de alta tecnología para potenciar las capacidades de vigilancia, empleando software con capacidad para detectar movimientos y reconocer rostros individuales, incluso en la oscuridad.
  1. Conectividad de la Internet de las cosas La conexión de cada vez más objetos que utilizamos a diario tiene implicaciones positivas y negativas para la seguridad. Por un lado, se puede recoger y procesar una gran cantidad de información en un corto espacio de tiempo. Por otro, el aumento del flujo de información entre dispositivos expone nuevas amenazas y oportunidades de interceptación.
Aunque cada vez se incorporan más medidas de seguridad de hardware y software en los dispositivos en la fase de diseño, también debería utilizarse un cifrado fuerte para ayudar a garantizar una conexión segura entre los dispositivos y los sistemas en los que operan. Aunque las compañías aseguradoras llevan conectando dispositivos desde sus comienzos, se pueden beneficiar de gran manera de las diferentes tecnologías IoT para abaratar costes, simplificar despliegues y maximizar el alcance. El principal riesgo que sufren las compañías de seguros en la actualidad es que por alguna razón se obstruya la comunicación entre las alarmas y los servidores. El uso de pequeños sensores IoT conectados de manera independiente y alimentados por pequeñas baterías constituye unos modos de trabajo más seguros de estos dispositivos, de esta manera, el sector asegurador puede tener diferentes canales y es prácticamente imposible interrumpir el flujo de datos de manera que nunca se bloquea. El sector digital permite una nueva transformación en el sector ofreciendo nuevos servicios en los que los clientes pueden obtener nuevas funcionalidades en su hogar. Las compañías aseguradoras pueden además ofrecer servicios de valor añadido como cierres automáticos de luz, agua, gas, detector de fugas, etc. Limitando además el riesgo de cualquier tipo de accidente.
Estamos obcecados en acercar la tecnología a nuestros clientes y demostrarles todo lo que el IoT puede hacer.
CONÓCENOS
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram